Abdominoplastia o Tummy Tuck

La Abdominoplastia, también conocida como Tummy Tuck es un procedimiento de cirugía plástica cuyo propósito es adelgazar y reafirmar el abdomen. El procedimiento se centra en remover el exceso de piel y grasa de la parte media y baja del abdomen del paciente. El objetivo de este proceso es lograr un estiramiento de los músculos y los tejidos de la pared abdominal, y así poder obtener firmeza en la zona del abdomen. Este tipo de cirugías se practica usualmente en pacientes que presentan flacidez considerable en la zona abdominal, como la que queda luego de un embarazo o una pérdida repentina de peso.

Existen diferentes tipos de Abdominoplastia, y la difencia entre ellas radica en la complejidad de cada caso en cada paciente. Estos tipos son:

Abdominoplastia completa
Abdominoplastia parcial
Abdominoplastia extendida
Abdominoplastia de tensión lateral
Abdominoplastia circunferencial

El procedimiento más común se realiza de la siguiente manera. Se hace una incisión horizontal entre las puntas del hueso pélvico, y el largo de ésta dependerá del nivel de corrección que se vaya a realizar, es decir, la cantidad de piel y grasa que va a ser removida durante la operación. Dependiendo de lo que los pacientes desean lograr, será necesario corregir excesos de piel en la parte superior del abdomen. Durante esta etapa del procedimiento, los músculos abdominales pueden ser corregidos de ser necesario. El exceso de grasa será eliminado por medio técnicas de cirugía y lipoplastía. El exceso de piel y tejidos será removido, y la incisión será cerrada.

El tiempo de recuperación posterior a una Abdominoplastia dependerá de la cirugía en cuestión, pero puede variar de entre una a cuatro semanas. En todos los casos es recomendable que los pacientes descanses de las labores profesionales la mayor cantidad que sea posible del tiempo dictado para la recuperación inicial. Es recomendable evitar levantar objetos pesados durante todo este tiempo como se sugiere en la mayoría de las cirugías. Inicialmente se pueden presentar hematomas y ciertas molestias, y el uso de una faja de compresión abdominal puede ayudar a minimizar la hinchazón y dar soporte a los tejidos tratados. Esta prenda de compresión también es efectiva para ayudar a que la piel del área tratada se ajuste a su nueva forma. La recuperación completa demora de 3 a 6 meses, con un posterior desvanecimiento de cicatrices a partir de entonces. Las cicatrices pueden parecer rojas y prominentes al principio, pero con el cuidado apropiado, se curarán bien.

Durante todo el proceso de recuperación las revisiones de rutina serán necesarias para brindar al paciente de un acompañamiento que garantice no sólo los resultados esperados, si no también la salud del mismo. Para conocer más sobre una Abdominoplastia o Tummy Tuck te invitamos a hacer una cita en nuestra clínica, donde personalmente aclararemos todas tus dudas sobre este procedimiento estético.

Closeup photo of a Caucasian woman's abdomen  marked with lines for abdominal cellulite correction cosmetic surgery

Closeup photo of a Caucasian woman’s abdomen marked with lines for abdominal cellulite correction cosmetic surgery

Deja un comentario