Sobre la Blefaroplastia o Cirugía Estética de los Párpados

Sobre la Blefaroplastia o cirugía estética de los párpados, se puede realizar en ambos párpados. Una de ellas es llamada blefaroplastia superior y la otra blefaroplastia inferior. Como sus nombres lo indican, una de ellas está enfocada en trabajar el párpado superior y la otra se centra en el párpado inferior. Aunque se suele realizar sólo una de ellas, también se pueden efectuar ambas al mismo tiempo sin ningún problema de ser necesario.

Estos procedimientos consisten en dos cosas. La primera es la reducción o eliminación del exceso de piel o tejido que esté caído, y la segunda es el resecamiento de la grasa que se encuentre alojada a nivel del párpado o grasa orbital siempre y cuando ésta sea prominente y se marque. Esto suele presentarse de manera más notoria en las mañanas luego de despertarse en el párpado inferior. Esto causa que la apariencia del rostro se vea cansada, es decir de mayor edad. El propósito de la cirugía estética de párpados, o blefaroplastia es devolver la apariencia de una mirada fresca y un rostro rejuvenecido.

En sí la cirugía es bastante común realizarla en pacientes que han pasado de los cuarenta años de edad. Por supuesto, no hay una edad exacta para poder realizar esta cirugía, y todo dependerá del nivel de piel excedente y la grasa orbital que el paciente muestre en sus párpados. El criterio máximo para poder considerar estos procedimientos es cuando el excedente de piel y grasa en el paciente genere molestias a nivel orbicular o de los párpados, especialmente si hace la visión incómoda.

Una de las mayores razones de porqué no existe una edad específica para realizar estos procedimientos es porque la prominencia de estos excedentes de piel están muchas veces vinculados a factores genéticos, es decir hereditarios.

El tiempo de recuperación de esta cirugía es corto. Las apariciones normales luego de haberse realizado uno de estos procedimientos son las inflamaciones o moretones alrededor de los párpados. La sutura que se utiliza es extremadamente fina, y se retira a los 6 días luego de haber realizado la cirugía. La recuperación total de la misma puede oscilar entre 7 y 10 días. Se utilizan normalmente analgésicos recetados para que el paciente se recupere sin mayor molestia durante estos días.

Se recomienda que la actividad física pronunciada como el ejercicio, se retome luego de las tres o cuatro semanas posterior a la cirugía para garantizar la salud del paciente. La duración aproximada de este procedimiento en sala de operaciones es de 2 a 2:30 horas, dependiendo de la cantidad de piel y grasa que deba reducirse o eliminarse. De realizarse una blefaroplastia superior o inferior solamente, esto puede durar aproximadamente 45 minutos.

Los exámenes van a depender como cualquier otra cirugía plástica, de las enfermedades acompañantes del paciente. Ejemplos de este tipo de enfermedades son hipertensión, diabetes o algún problema de tiroides. De no existir ninguna enfermedad acompañante, se realizarán los exámenes básicos preoperatorios según el grupo etáreo o la edad del paciente.

blefaroplastia

Deja un comentario