Traumas Faciales (Cara)

traumasAl hablar del término Trauma Facial, nos referimos  a cualquier procedimiento reconstructivo necesario para reconstruir o corregir cualquier deformidad ósea y de tejidos blandos, secundaria a un trauma facial, pudiendo ser este trauma cerrado o abierto. Es importante mencionar que cualquier traumatismo facial que comprometa la estructura ósea normal de la región facial o cara,  trae como consecuencia secuelas estéticas importantes e inclusive lo más elemental a evitar, que son las secuelas funcionales.

Entre las indicaciones más frecuentes se encuentran fracturas Nasales, fracturas de Hueso Cigomático o Malar, Fracturas de Órbita, Fracturas de Hueso Maxilar y de Mandíbula, existen otras indicaciones menos frecuentes pero se resumen a cualquier trauma que afecte un hueso de la cara. Puede ser necesario desde una simple reducción cerrada del hueso fracturado en el caso de Fractura Nasales y Arco Cigomático, hasta Reducciones Abiertas que representan verdaderos procedimientos quirúrgicos a realizar.

En la actualidad la utilización de Miniplacas y Mallas de Titanio, es el material más utilizado para realizar el tratamiento quirúrgico reconstructivo  a nivel Facial, ya sea para reducción de Fracturas de cualquier Hueso antes mencionado, inclusive para la corrección de Fracturas de cualquier pared de la órbita en la que se utiliza Mallas de Titanio especialmente creadas para dicho uso. ¿Qué ventajas presenta las Miniplacas y Mallas de Titano? Son maleables (se adaptan a la superficie ósea), son inertes (no dan reacción a cuerpo extraño), relativamente baratas y seguras.